Sin embargo, la llegada de buenas noticias trae otras no tan buenas, y es que parece que sólo el LG Urbane y smartwacthes más modernos (hasta ahora, Huawei Watch y Asus ZenWatch 2) serán compatibles con iOS para garantizar una experiencia adecuada. Por ello, modelos icónicos en la plataforma, como el Moto 360 o el LG G Watch R, no podrán ser usados más allá de Android (parece que finalmente sí son compatibles) o de un hack que ocasionalmente llegue, cosa muy probable según Jeff Chang, product manager de Android Wear. Por supuesto, esto no quiere decir que los relojes con Android Wear conectados a iOS alcancen la profundidad del Watch, de manera similar a lo que ocurre en Pebble frente a sus funciones en Android.
Como en Android, la configuración y el enlace de ambos dispositivos se realizará a través de una aplicación específica de Google, lanzada en la App Store para dispositivos lanzados después del iPhone 5 con una versión del sistema igual superior a iOS 8.2, y hasta ahora, esto será lo que puedas hacer con ella:
  • Espejo de notificaciones del iPhone.
  • Ver tarjetas de Google Now.
  • Instalar watchfaces.
  • Abrir aplicaciones nativas del reloj.
  • Realizar búsquedas por voz.
  • Monitorización de deportes con Google Fit.
  • Leer notificaciones ampliadas de aplicaciones es servicios de Google, como Gmail y Calendario.
Ya habrá tiempo de hacer análisis más profundos del funcionamiento de Android Wear junto al iPhone, pero de momento parece que la gran pega será no poder instalar aplicaciones de terceros, debido a las restricciones que Apple establece en la App Store.